Saltar al contenido

Aumento de precios de combustibles tras devaluación en Argentina

Tras la devaluación que aplicó el Gobierno hoy, los precios de la nafta y el gasoil en Argentina han experimentado un aumento significativo. Las petroleras han subido los precios en promedio entre un 35% y un 40%, dependiendo la zona del país, con alzas de hasta un 45% inclusive. Esto representa un incremento del 65% en menos de una semana, ya que las empresas habían aplicado otra suba el viernes pasado, de entre un 15% y un 30%.

Desde el 19 de noviembre, después del balotaje, los precios de los combustibles han subido un 100%, es decir, se han duplicado en menos de un mes. Con esta nueva alza, el litro de nafta súper se acerca a los $600, lo que equivale a aproximadamente US$0,75 al nuevo tipo de cambio oficial de $800. En lo que va del año, los precios de los combustibles han aumentado un 235%.

Temas relacionados  Por amor, hablemos de SIDA

En el sector explican que el traslado a precios de la devaluación tendría que haber sido entre un 70% y un 80%, de manera que el precio estuviera más cerca del valor del dólar. La suba alcanza a los precios de las estaciones de servicio de YPF, Shell, Axion y Puma Energy, que terminarán de aplicar el aumento entre hoy y la madrugada de mañana.

En la Ciudad de Buenos Aires (CABA), algunas estaciones de servicio han aumentado hasta un 45% sus precios. Por ejemplo, la petrolera Raízen, licenciataria de la marca Shell, tiene los siguientes precios en Recoleta: nafta súper, $617 (US$0,75); nafta premium, $750 (US$0,94); gasoil súper, $695 (US$0,87); y gasoil premium, $791 (US$0,99).

El aumento fue confirmado por las empresas refinadoras durante el tradicional almuerzo del Club del Petróleo y del Gas, que se lleva a cabo cada año el 13 de diciembre, en conmemoración al día en que se descubrieron hidrocarburos en el país. Durante el evento, también se dio la bienvenida al nuevo presidente y CEO de YPF, Horacio Marín, quien asumirá mañana en YPF luego de la reunión de directorio de la compañía.

Este incremento en los precios de los combustibles ha generado preocupación en la población, ya que impacta directamente en el bolsillo de los argentinos y en el costo de vida en general.

Deja una respuesta