Gaudi y La Casa de los Huesos

CASA BATLLO - GAUDI

Gaudí y La Casa De Los Huesos

“El gran libro, siempre abierto y que hay que esforzarse en leer, es el de la naturaleza”
Gaudi (1878)
Antoni Gaudí
Arquitecto

La naturaleza para Gaudí fue siempre una fuente de inspiración y sobre todo de estudio de sus estructuras y funciones biológicas. Ejemplo de este biomimetismo que tanto profesó Gaudí se puede contemplar en la Planta Noble de la Casa Batlló donde, desde el diseño de sus techos y pomos hasta la forma de su chimenea responden a formas derivadas de elementos de la naturaleza.

«Este es un enlace de afiliado» 

Biomímesis (de bio, vida y mimesis, imitar) es la metodología que relaciona el estudio de la naturaleza para replicar sus formas y estructuras en el campo del diseño.

Debido a los problemas articulares que Gaudí sufría desde bien pequeño, pasó largas temporadas en el campo, lejos de la escuela y aprendiendo en un entorno natural que se convertirá en clave de su obra.

 

«Este es un enlace de afiliado» 

CASA BATLLO - GAUDI
Una gran espiral en el techo del Gran Salón central se vería reforzada por los remolinos representados en el pavimento de mosaico hidráulico que Gaudí había planteado para esta casa.
Otro singular techo que remite al agua es el situado en el comedor privado de los Batlló que da al patio interior, donde Gaudí imita las ondas que se reproducirían al caer una gota de agua en una superficie.
 

«Este es un enlace de afiliado» 

Pero las líneas sinuosas de la Casa Batlló y la ausencia de líneas rectas hacen que parezca más un organismo vivo que un edificio, donde no sólo se mimetizan efectos del agua y del aire, sino también elementos más tangibles como las formas de los huesos de las piernas y los pies en las columnas de la tribuna, que han acabado por darle a la casa el sobrenombre de la “Casa de los Huesos” o elementos que remiten a los campos de la micología, la zoología o la botánica.  

Este espacio evoca un ambiente submarino que transporta al mundo fantástico de Julio Verne, con lucernarios que parecen caparazones de tortuga, paredes abovedadas de formas sinuosas y una espectacular escalera de madera. Su pasamanos, tallado en madera noble, representa el espinazo de un gran animal que se eleva por huecos imposibles.

CASA BATLLO - GAUDI
Chimenea

Un bello ejemplo de simbiosis con el mundo de la micología es la chimenea en forma de seta ubicada en el antiguo despacho del señor Batlló.

Si nos adentramos en el ámbito de la zoología observamos como las columnas del ventanal de la Tribuna parecen los huesos de un gran murciélago con las alas desplegadas, pero también nos encontramos con lucernarios que parecen conchas de tortugas y pomos que se tuercen como caracoles.
Superficies torcidas que además nos remiten al campo de la botánica, a las ramas de un árbol, a las hojas de una flor.

 

«Este es un enlace de afiliado» 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: