Leo Eloesse el querido doctorcito de Frida Kahlo

5
(2)

El Amor de La Doliente Friducha

La correspondencia que por 20 años intercambiaron la artista mexicana Frida Kahlo y su doctor Leo Eloesser en la que se revela una relación afectiva entre ambos.
“Te beso las manos, chula, y la pata trunca, no sabes cuánto te echo de menos con tus enaguas tepehuanas y tus labios de carne viva”
Cartas Frida y medico
"Querido Doctorcito. Frida Kahlo y Leo Eloesser.
Correspondencia'

La publicación fue posible gracias al descubrimiento en el 2004 de cientos de documentos guardados en diferentes partes de la casa en la que vivió Kahlo, conocida como la Casa Azul, hoy convertida en museo.
Allí estaban las cartas que le envió el doctor, mientras que las generadas por la pintora estaban en poder de la pareja del médico Joyce Campbell, quien luego de muchos años de negarse a revelarlas, en el 2002, cuando tenía 87 años, se las entregó al editor mexicano Juan Pascoe, quien conocía de su existencia.
Kahlo y Eloesser se conocieron en Cuernavaca en 1930. Un año después cuando la artista se mudó a San Diego junto a su esposo, el también pintor Diego Rivera, ella le escribió por primera vez. Entre sus intercambios le confesó su aborto, las desilusiones que le provocaba su marido y sus sentimientos.

Doctor Leo Eloesser
“Retrato del doctor Leo Eloesser” (1931, óleo sobre fibra dura, 85.1 x 59.7 cm, San Francisco, University of California, School of Medicine), de Frida Kahlo.

Mientras vivía en San Francisco, Frida fue hospitalizada debido a un persistente dolor en su pierna derecha. Entonces conoció al Dr. Eloesser, un cirujano muy conocido y un amigo de Diego Rivera desde 1926. El doctor Eloesser estaba muy interesado en las artes y fue descrito como:
“…un hombre bajo con el cuello como el de un pájaro, al cual le gustaban los cuellos de camisa almidonados y altos, parecía un hombre joven que se hubiera vuelto viejo de repente, y tocaba la viola de un modo horrible”

Leo Eloesser era profesor de cirugía de la Universidad de San Francisco, aficionado a los veleros y el arte; le diagnosticó a Frida Kahlo escoliosis y aplastamiento de un disco intervertebral.

Elosser - Frida Kahlo - Rivera
Elosser - Frida Kahlo - Rivera

El Médico de Frida un Revolucionario

Entre los médicos voluntarios estadounidenses en la Guerra Civil española, el Dr. Leo Eloesser, cirujano torácico afiliado al Hospital General de San Francisco, organizó un equipo de médicos y enfermeras de la costa oeste y aportó su considerable experiencia en medicina militar a la España republicana.
Al final de la guerra, regresó a su puesto como subjefe del Servicio Quirúrgico del Condado de Stanford y reabrió su oficina privada. La epidemia de influenza de 1919 resultó en una avalancha de pacientes con absceso pulmonar, bronquiectasias y empiema, lo que estimuló aún más su interés por la cirugía torácica. En 1926, incorporó, como su asociado en la práctica privada, a su ex oficial interno en cirugía, William Lister “Lefty” Rogers. Los intereses clínicos de Eloesser eran generales. Siempre tuvo un gran interés en las fracturas, que entonces eran competencia del cirujano general. Pero a medida que su práctica torácica privada creció, también lo hicieron sus intereses de investigación en cirugía torácica. Se interesó por la tuberculosis y su tratamiento, ideando el colgajo que lleva su nombre, utilizado para el drenaje crónico del empiema. Era muy competente en broncoscopia, una técnica que había aprendido en Alemania, y se interesó en la patología bronquial y en la estenosis bronquial en particular.
En 1934, visitó Rusia e instaló una sala de cirugía torácica en la Primera Clínica de Cirugía Universitaria de Moscú. Tres años más tarde, después de servir como presidente de la Asociación Americana de Cirugía Torácica, se fue a España y sirvió al lado Leal en la Guerra Civil Española durante ocho meses. Se llevó consigo su viola, una ambulancia y un equipo de médicos y enfermeras que había contratado.

Leo Eloesser (1906-1984)
Leo Eloesser (1906-1984)

Estableció un hospital militar y desarrolló un servicio de banco de sangre. Mientras estuvo en España, publicó un artículo sobre el manejo de fracturas compuestas. Regularmente enviaba pedidos a casa de sus cigarrillos mexicanos El Toro, chocolates Ghirardelli y Hills Bros. Coffee, a todos los cuales era adicto. Tenía muchos amigos entre artistas y músicos; entre ellos figuraban el destacado escultor Ralph Stackpole y el muralista mexicano Diego Rivera. La esposa de Rivera, Frida Kahlo, pintó el cuadro de él que hoy cuelga en el vestíbulo del Hospital General de San Francisco. Eloesser regresó de España en 1938 y reanudó sus funciones en el Hospital de la Ciudad y el Condado y su práctica privada.

En la era McCarthy, se sintió perseguido; y en 1953 se retiró a Tacambaro, México, donde instaló una pequeña clínica para tratar a los desfavorecidos de la zona.

Leo Eloesse el Querido Doctorcito de Frida Kahlo.

¿Cuanto te ha gustado?

Click en estrella para puntear

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 2

Se el primero en votar!

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en los medios sociales!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

3 comentarios en «Leo Eloesse el querido doctorcito de Frida Kahlo»

  1. Pingback: Frida Kahlo, La Pintora Del Dolor.

  2. Excelente artículo….fantástico
    Soy un apasionado del arte…la cultura..la historia y.la.medicina….el artículo….lo.he.leido varias veces….
    Att.
    Dr E. Manuel Alvarado Arce
    Jefe de Servicio de Cirugía Torácica y Cardiovascular…
    Hospital Mexico . Caja Costarricense de Seguridad Social
    Email: ed_malva@hotmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*