Lo que Encierran los Acantilados

0
(0)

Lo que Encierran los Acantilados

Es zona de derrumbes. También paleontológica.
A puro viento el sur de Mar del Plata da una bucólica postal con sus acantilados instragrameables.
El mar se luce con la roca que castiga a su víctima.
El acantilado de 22 metros de alto y 32 kilómetros de extensión se formó por un evento geológico llamado “orogenia hercínica” hace 300 millones de años. El primer escalón de una escalera imaginaria. Un acantilado sería también aquel peligro en el que podemos caer.
Este paisaje lo tiene todo: océano, montaña y playa, un cielo desaforado brutalmente hermoso pero no deja de ser un precipicio.
El viento antártico te marea. Viene con ruido y con furia. Lastima la cara. No tiene musicalidad y apenas te deja respirar. El aire en exceso te ahoga, como todo exceso.

“Es la zona de los suicidas” me avisaron un día que estaba paseando por ahí,

“hay gente que se baja del 511 cruza la ruta y se tira”

Sin poesías ni arrebato.

El vértigo de tener a mano el final.

“¿Hay algún pensamiento que sea mi aliado”

Resuenan las palabras de Shepard ante lo posible

“Rezo que se suspenda todo pensar”

Insisten los versos en mi cabeza

“Absoluta suspención espacio en blanco”

No hay crónicas ni motel aca, solamente depresiones de una ciudad costera que no

soporta al mar que la traga todos los días.

No hay crónicas ni motel aca, solamente depresiones de una ciudad costera que no soporta al mar que la traga todos los días.
Un abismo al costado de la ruta 11 camino a Miramar. Insoportable de lo bello que es.
La vista alcanza hasta el Faro a diestra y hasta el balneario Luna Roja a “siniestra”.

En la madrugada del 2 de agosto de 1978 cinco prisioneros son sacados del centro clandestino de detención que operaba en la Base Naval y llevados hasta la playa. Debajo del acantilado son ejecutados por medio de una explosión.

La prensa lo contó como:

“Una célula extremista se autoeliminó accidentalmente mientras preparaba una bomba dentro del local abandonado del balneario.”

Como impensado testigo que fue el mar, también lo fueron un médico y un enfermero convocados por los militares para hacer un informe porque a burócratas no les gana nadie. Recién en el 2008 en los juicios por la verdad se consigue dar con los restos de los 5 militantes en una fosa común del Cementerio Parque.

El trabajo del Equipo de Antropólogos Forenses logró dar con la identidad, y armar la historia de esa noche trágica en esa playa de surfistas al sur de la Perla del Atlántico.

 

Zona de Derrumbe avisa el cartel.

Peligro.

Y Sam Shepard no me suelta y susurra

3.30 de la madrugada ¿Es un gallo?

O una mujer que grita a lo lejos?

¿Está negro el cielo
O a punto de ponerse azul oscuro?

Quiero ir por la carretera sin pensar en nada
Sólo una vez.
No estoy suplicando
No me pongo de rodillas”

Y así las olas siguen rompiendo.

¿Cuanto te ha gustado?

Click en estrella para puntear

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Se el primero en votar!

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en los medios sociales!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*