Saltar al contenido

Boleto de colectivo y «discriminación»: comparativa de costos de viaje en AMBA y el Interior

El anuncio de la eliminación de los subsidios para el transporte por parte del ministro de Economía, Luis Caputo, ha generado un debate sobre los costos de viajar en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) en comparación con el Interior del país. Según Caputo, estos subsidios representaban una «discriminación» para los habitantes de las provincias, quienes pagan tarifas mucho más altas en comparación con los porteños y vecinos del conurbano bonaerense.

En el AMBA, donde viven y trabajan cerca de 15 millones de habitantes, los subsidios al transporte de pasajeros alcanzaron el 87% del total en el año 2022. Esto significa que más del 80% de los costos de los boletos de colectivo y tren eran cubiertos por el Estado. En contraste, en el Interior del país, los subsidios representaron solo el 13% restante.

Temas relacionados  Resolución 15/2024 del Ministerio de Infraestructura - Mejoras en el transporte público

Durante la campaña electoral, el candidato Sergio Massa advirtió que, de ganar Javier Milei, los precios de los boletos de colectivo podrían llegar a los 700 pesos y los de tren a 1.100 pesos. Sin embargo, aún no se sabe cuál será el impacto real de la eliminación de los subsidios en el costo del transporte.

Es importante destacar que, durante la campaña electoral, se invitó a los pasajeros a renunciar voluntariamente a los subsidios a través de la resolución 639/93 emitida por la Comisión Nacional de Regulación del Transporte. Esta opción estuvo disponible a partir del 20 de octubre y se informó que aquellos que no completaran el formulario de renuncia no verían modificados los precios de los pasajes.

El resultado de esta iniciativa fue limitado, ya que hasta el 15 de noviembre pasado, solo 1.665 personas habían optado por dejar de recibir subsidios. Esto representa solo el 0,01% de las 14 millones de tarjetas SUBE existentes. Además, de esas 1.665 personas, solo 290 utilizaron sus tarjetas para realizar viajes sin subsidio, lo que significa que solo el 17% de los beneficiarios renunciaron efectivamente al subsidio y realizaban viajes frecuentes.

Ahora, con la eliminación de los subsidios, queda por determinar cuánto aumentarán los precios de los boletos de colectivo y tren en el AMBA y si se aplicarán incrementos similares en el Interior del país. Esto ha generado incertidumbre entre los usuarios del transporte público, especialmente aquellos que dependen de él para sus desplazamientos diarios.

En conclusión, la eliminación de los subsidios para el transporte en el AMBA plantea un escenario de incertidumbre en cuanto a los costos de viajar en colectivo y tren. Si bien se argumenta que esta medida busca evitar la «discriminación» hacia las provincias, aún no se conocen los efectos reales que tendrá en el bolsillo de los usuarios. Es necesario seguir de cerca la evolución de los precios y analizar cómo impactará en la accesibilidad al transporte público en diferentes regiones del país.

Deja una respuesta